Líbano: Dar a las mujeres los mismos derechos de ciudadanía que a los hombres en virtud de la ley de nacionalidad

Hiam Abd El Samad

ACTUALIZACIÓN FEBRERO DE 2013: La Comisión Ministerial encargada de estudiar la ley de Nacionalidad libanesa no ha satisfecho las aspiraciones de las mujeres libanesas casadas con ciudadanos extranjeros. El decepcionante veredicto pronunciado el 14 de diciembre de 2012 por la Comisión Ministerial concluyó que las mujeres libanesas no deberían tener derecho a transmitir su nacionalidad a sus hijos y maridos, decisión que se hizo pública el 16 de enero de 2013. En su lugar, recomendó al Primer Ministro la reducción de las restricciones a los hijos de las mujeres libanesas casadas con ciudadanos extranjeros relacionadas con los permisos de residencia, la educación, el trabajo en el sector privado y el acceso a la sanidad pública. La aplicación de estas recomendaciones serán bien recibidas ya que podrían aliviar las dificultades que sufren los hijos de las mujeres libanesas casadas con hombres extranjeros. No obstante, los defensores siguen queriendo que se elimine, de una vez por todas, la discriminación que amenaza la igualdad de derechos de las mujeres y de los hombres libaneses en lo que se refiere a la ley de Nacionalidad. Rogamos continúe haciendo campaña a favor de los derechos de las mujeres libanesas e inste al Presidente y al Primer Ministro a que revisen la ley de Nacionalidad con carácter de urgencia y de forma exhaustiva para garantizar la igualdad de derechos de todos los ciudadanos libaneses, hombres y mujeres, a transmitir su nacionalidad libanesa a sus cónyuges e hijos.


Igualdad Ya acaba de publicar Acción Mujeres 36.2 - Líbano: Dar a las mujeres los mismos derechos de ciudadanía que a los hombres en virtud de la ley de nacionalidad. Igualdad Ya se congratula por la nueva normativa adoptada por el Ministro de Trabajo, Charbel Nahhas, el pasado 23 de septiembre, la cual introducía varias modificaciones en la legislación laboral para erradicar las distintas formas de discriminación contra los cónyuges extranjeros de mujeres libanesas y sus hijos. Las modificaciones introducidas mejorarán la situación de muchas familias formadas por mujeres libanesas y sus esposos extranjeros, como la de Hiam (de la que se habla en Acción Mujeres 36.1), pero no resultan suficientes. La familia de Hiam continúa sin poder acceder a una atención sanitaria gratuita y otras prestaciones sociales como consecuencia de su condición de extranjeras. Además, si sus hijas se casaran con un ciudadano extranjero, tendrían que abandonar el país. Por tanto, las medidas del Ministerio de Trabajo son positivas pero no resultan suficientes para materializar el derecho de las mujeres libanesas a conferir su nacionalidad a sus esposos e hijos y a disfrutar de los derechos humanos fundamentales.

Únase a nosotros para pedir al gobierno libanés que revise de forma urgente e íntegra la ley de nacionalidad con el fin de garantizar que todos los ciudadanos libaneses, hombres o mujeres, tengan el mismo derecho a conferir su nacionalidad libanesa a sus cónyuges e hijos.

Aquí tiene una traducción al español de la carta en inglés que se encuentra a continuación y que se enviará al gobierno libanés:

Me dirijo a usted para expresar mi apoyo a la campaña a favor de las mujeres libanesas para que puedan transmitir su nacionalidad a sus hijos y a sus maridos extranjeros. Me preocupa que la Comisión Ministerial encargada de estudiar la ley de Nacionalidad libanesa no haya satisfecho las aspiraciones de las mujeres libanesas casadas con extranjeros y haya fracasado en su intento de revisar la ley de Nacionalidad para que garantice la total igualdad entre hombres y mujeres al respecto.

Entiendo que el 18 de diciembre de 2012 la Comisión Ministerial concluyó que las mujeres libanesas no deberían tener derecho a transmitir su nacionalidad a sus hijos y maridos, y en su lugar se limitó a recomendar que se redujeran las restricciones de los hijos de mujeres libanesas casadas con extranjeros en lo que respecta a los permisos de residencia, a la educación, al trabajo en el sector privado y al acceso a la sanidad pública.

Aunque aplaudo estas recomendaciones para aliviar las dificultades que sufren los hijos de las mujeres libanesas casadas con extranjeros, esta decisión no contempla la igualdad de las mujeres libanesas como ciudadanas ante la ley de Nacionalidad tal como lo prescribe la Constitución y los compromisos internacionales de Líbano. Estas mujeres y sus familias continuarán afrontando dificultades en sus vidas diarias. Por consiguiente, les insto a que revisen la ley de Nacionalidad con carácter inmediato para garantizar que todos los ciudadanos libaneses, hombres y mujeres, tengan los mismos derechos para transmitir su nacionalidad a sus hijos y cónyuges.

President Michael Suleiman

President of Lebanon


Mr. Tammam Salam

Prime Minister


Mrs. Wafa Suleiman

President - National Commission of Lebanese Women