Kenia: garantizar justicia a Liz (16 años) y al resto de víctimas de la violencia sexual

ACTUALIZACIÓN DE 10 DE OCTUBRE DE 2014: A pesar de que el caso de Liz se ha aplazado hasta noviembre de 2014, se continúa avanzando también para abordar la violencia sexual en el condado de Busia, al oeste de Kenia. A finales de septiembre, la Fiscalía General anunciaba la detención de una segunda persona y su ingreso en un centro penitenciario para menores. Además, a finales de agosto varios especialistas se desplazaron a Busia para comenzar a investigar los otros 70 casos de violación recopilados por nuestras asociadas. Poco después se produjeron varias detenciones. Al mismo tiempo, la Comisión Nacional de Género e Igualdad inició su propia investigación en Busia para comprender mejor las deficiencias existentes y los problemas que persisten. La Comisión celebró vistas a puerta cerrada con cientos de supervivientes de la violencia sexual (muchas de ellas derivadas por REEP) y se reunió además con magistrados, representantes tribales, representantes religiosos, representantes del gobierno y de la oficina del menor para hablar de este asunto. Igualdad Ya y sus asociaciones asociadas han recibido con optimismo estos avances positivos. ¡Continúe apoyando la campaña #JusticeforLiz! (Más información sobre la campaña aquí: http://www.equalitynow.org/es/take_action/kenia_action541)


Joven participante en la concentración Justice for Liz en Kenia. Imagen de COVAW.
A finales de junio de 2013, la joven de 16 años Liz regresaba a casa del funeral de su abuelo, en el condado de Busia, cuando fue brutalmente violada por seis hombres. Tras consumar la agresión, los autores arrojaron a Liz, inconsciente, a una letrina. La joven fue finalmente rescatada por unos vecinos y al día siguiente el ataque se denunció en la comisaría de Tingolo. Tres de los sospechosos fueron detenidos, pero el policía a cargo de ese turno registró la agresión como un mero “asalto”. Después de cumplir su “castigo” de segar la hierba del jardín de la comisaría, los detenidos fueron puestos en libertad. Desgraciadamente, a consecuencia de la agresión Liz quedó en silla de ruedas y sufre una fístula obstétrica que le provoca incontinencia. Tras pasar por el quirófano, actualmente la joven se recupera y recibe asistencia psicológica para ayudarle a superar el trauma, aunque no ha podido regresar a la escuela debido a sus continuas hospitalizaciones.

que las ONG de mujeres kenianas, la coalición COVAW (Coalición contra la violencia hacia la mujer) y FEMNET (Red de mujeres africanas sobre desarrollo y comunicaciones) pusieran en marcha una campaña global (octubre de 2013), y a pesar de haber reunido más de un millón y medio de firmas en todo el mundo pidiendo justicia para Liz (#JusticeForLiz), apenas se han producido avances en el caso. Las autoridades únicamente han vuelto a detener a uno de los tres sospechosos originales, han reducido los cargos penales de violación a “lesiones físicas graves” y no se ha celebrado ninguna vista. Asimismo, el Inspector General de la Policía, David Kimaiyo, que reconoció haber “resuelto” el caso de forma arbitraria, se ha dedicado a culpar a las víctimas y a cuestionar la credibilidad de Liz. Además, la Fiscalía General (a la que se remitió el caso) aún tiene que publicar su informe, que estaba previsto para el 10 de diciembre de 2013.

Lamentablemente, la experiencia de esta joven es una práctica habitual en Kenia, donde una de cada cinco mujeres sufren violencia sexual en algún momento de su vida. Por eso le pedimos que se una a la campaña de Igualdad Ya, nuestras asociadas a través de la coalición Solidarity for African Women's Rights (SOAWR), COVAW y FEMNET para exigir justicia en el caso de Liz y de todas las supervivientes y víctimas de la violencia sexual.

Actúe ahora y:

  • Haga un llamamiento a los funcionarios abajo listados para que tomen medidas inmediatas con el fin de detener a los cinco sospechosos restantes y se aseguren de aplicar de manera efectiva la Ley de Delitos Sexuales para investigar y procesar debidamente todos los casos de violencia sexual.
  • Inste a la Fiscalía a modificar los cargos presentados, de manera que incluyan la violación en grupo y otros delitos de violencia sexual pertinentes.
  • Exija a la Autoridad Independiente de Control de Policía que investigue las acusaciones de falta de ética profesional por parte de los policías encargados del caso, así como que informe al respecto y tome medidas contra estas actuaciones policiales.
  • Inste al gobierno de Kenia a priorizar la formación de los agentes responsables de hacer cumplir la ley con el fin de que las denuncias de violencia sexual sean tratadas correctamente y que los funcionarios reciban los recursos adecuados para tratar a las supervivientes de estos delitos sin mostrar actitudes agresivas que puedan dañar aún más a las víctimas o impedir su acceso a la justicia.
  • Participe en la campaña de las redes sociales #JusticeForLiz. Los mensajes se pueden retuitear también desde @equalitynow, @COVAW y @FemnetProg.

Aquí tiene una traducción al español de la carta que se encuentra a continuación y que se enviará al gobierno de Kenia.

Estoy profundamente preocupado por la existencia de un número creciente de pruebas que demuestran que las autoridades kenianas se abstienen sistemáticamente de investigar y procesar los casos de violencia sexual. Me inquieta concretamente la brutal violación de Liz en el condado de Busia, el pasado 26 de junio de 2013, y los sucesivos errores judiciales por parte de las autoridades en este caso. Hasta la fecha únicamente se ha detenido a uno de los seis sospechosos, y los cargos no reflejan el delito de violencia sexual.  Hay que hacer mucho más para proteger a las mujeres y niñas de este país frente a la violencia sexual y para garantizar justicia a todas las supervivientes y víctimas de estos delitos.

La violencia sexual contra las mujeres es una violación de los derechos humanos fundamentales y constituye una parte esencial de la subordinación sistemática de las mujeres en todo el mundo.

Asimismo, Kenia ha ratificado varios instrumentos regionales e internacionales en materia de derechos humanos que establecen la obligación del Estado de proteger a las niñas y mujeres frente a la violencia sexual.

Me he unido a la campaña de Igualdad Ya y sus asociadas a través de la coalición Solidarity for African Women's Rights (SOAWR), COVAW, FIDA-Kenya, FEMNET, Fahamu e IPAS para pedir justicia para Liz y todas las supervivientes y víctimas de la violencia sexual. Me gustaría instar a las autoridades kenianas a que actúen de inmediato conforme a sus obligaciones regionales, nacionales e internacionales para que:

  • se tomen medidas urgentes con el fin de detener al resto de los sospechosos en el caso de Liz, y se aplique de forma efectiva la Ley de Delitos Sexuales para garantizar la investigación y el procesamiento oportuno de todos los casos de violencia sexual.
  • La autoridad responsable de supervisar la conducta de la policía atienda las alegaciones de falta de ética profesional por parte de los policías que llevan el caso y tome las medidas necesarias contra ellos.
  • se priorice la formación de los agentes responsables de hacer cumplir la ley con el fin de que las denuncias de violencia sexual sean tratadas correctamente y que los funcionarios reciban los recursos adecuados para tratar a las supervivientes de estos delitos sin mostrar actitudes agresivas que puedan dañar aún más a las víctimas o impedir su acceso a la justicia.

H.E. Uhuru Kenyatta

President of the Republic of Kenya


Hon. Prof Githu Muigai., M.P.

Attorney General


Hon. Mr. Keriako Tobiko

Director of Public Prosecution


H.E. Ms Anne Waiguru

Cabinet Secretary, Ministry of Devolution & Planning


Hon Dr. Willy Mutunga

Chief Justice


Hon. Sospeter Odeke Ojaamong

Governor, Busia County


Ms. Patricia Nyaundi

Secretary to the Kenya National Commission on Human Rights


The Kenya Women Parliamentary Association


Independent Policing Oversight Authority


Más información sobre la campaña aquí:
http://www.equalitynow.org/es/take_action/kenia_action541