Jordania: Conceder a las mujeres los mismos derechos de ciudadanía que a los hombres

ACTUALIZACION, 27 DE ENERO DE 2014: El 12 de enero de 2014, el Gobierno de Jordania dio su visto bueno para garantizar ciertos derechos civiles a los cónyuges extranjeros de mujeres jordanas y a sus hijos, incluyendo permisos de residencia y acceso mejorado a las instalaciones médicas estatales, a la educación y a puestos de trabajo en el sector privado. Estos derechos atenuarán de manera notable las dificultades de las familias afectadas y, por eso, rogamos al gobierno que los lleve a la práctica sin demora alguna.

Sin embargo, dado que la discriminación sexual todavía está presente en la ley de nacionalidad jordana, que incluye la imposibilidad de las mujeres de transmitir su nacionalidad a sus hijos y cónyuges extranjeros, Igualdad Ya continúa apelando al gobierno para que modifique dicha ley de nacionalidad y elimine tal discriminación.

¡Gracias por su ayuda! Le invitamos a seguir visitando este espacio para estar al día de las últimas novedades, así como de otras reivindicaciones.


“(Mi madre es) jordana y su nacionalidad es mi derecho”.

Igualdad Ya ha iniciado un llamamiento a las autoridades jordanas para enmendar su Ley de Nacionalidad con el objetivo de conceder a las mujeres los mismos derechos de ciudadanía que a los hombres de acuerdo con las obligaciones legales internacionales de Jordania.

Según la ley n.º 6 de 1954 sobre la nacionalidad, enmendada por última vez en 1954, las mujeres jordanas casadas con hombres no jordanos no pueden trasmitir su nacionalidad a sus cónyuges ni a sus hijos. Algunas dificultades causadas por esta prohibición incluyen el temor de que los hijos sean sacados del país por los maridos no jordanos, dejando a las mujeres con grandes dificultades legales para acceder a ellos; la explotación por parte de empresarios que contratan a hombres nacidos en el extranjero y la tendencia a casar a las niñas con jordanos a una edad temprana para obtener seguridad. Las restricciones adicionales, como dónde pueden trabajar o estudiar los hijos de estas uniones, el acceso a los hospitales gubernamentales y la necesidad de obtener la aprobación del Ministerio del Interior para contraer matrimonio, contribuyen a la vulnerabilidad de estas mujeres y de sus familias.

Para luchar contra esta ley, que no se aplica del mismo modo a los hombres jordanos y que está afectando negativamente a la seguridad y la subsistencia de las mujeres casadas con extranjeros, Nima Habashna creó la campaña “Mi madre es jordana y su nacionalidad es mi derecho”. Liderada por mujeres jordanas casadas con no jordanos y con el apoyo de la Organización de Mujeres Árabes, Nima promueve una serie de sentadas ante el Ministerio del Interior y otros organismos gubernamentales.
Aunque todavía están pendientes las elecciones del nuevo parlamento jordano, todavía opera un Gabinete que cuenta con la facultad para adoptar una enmienda temporal.

Únase a nosotros:

  • Haciendo un llamamiento a los funcionarios del gobierno jordano para enmendar sin demora la Ley de Nacionalidad de modo que las mujeres jordanas tengan el mismo derecho a transmitir su nacionalidad a sus hijos y cónyuges.
  • Haciendo un llamamiento al Ministro de Interior para acelerar los esfuerzos gubernamentales para facilitar la concesión de permisos de residencia a los cónyuges extranjeros de mujeres jordanas y el acceso a servicios sanitarios y de educación para sus hijos hasta que la Ley de Nacionalidad sea enmendada.

Aquí tiene una traducción al español de la carta en inglés que se encuentra a continuación y que se enviará al Gobierno de Jordania.

Carta #1

King Abdullah II bin Al-Hussein

Prime Minister Abdallah El Nsour

Mr. Hussein Al-Majali