Pakistán: Cese inmediato de los ataques a los defensores de los derechos humanos y a los trabajadores de las ONG

ACTUALIZACIÓN DEL 6 DE FEBRERO DE 2013: El gobierno provincial de Khyber Pakhtunkhwa (KP) provincial se ha comprometido a ofrecer una compensación monetaria (300.000 PKR) y un empleo público a las familias de las siete víctimas de Swabi. Aunque esta decisión no satisface nuestras demandas, supondrá un enorme beneficio para las familias dado que los trabajos de las víctimas en las ONG eran a menudo la principal fuente de ingresos de las familias. Además, el hecho de que el gobierno haya dado una respuesta a las organizaciones civiles, lo cual es bastante inusual, es alentador. En respuesta al gobierno, los grupos locales reclaman una mayor compensación para los abogados defensores de los derechos humanos y las familias de los trabajadores de las ONG asesinados (2.000.000 PKR) y reiteran su deseo de que todos estos procesos sean debidamente investigados y sus autores juzgados. Igualdad Ya ha enviado también una Alerta Urgente al Relator Especial de Naciones Unidas de la situación de los defensores de de los derechos humanos en Ginebra.

Rogamos continúe presionando al gobierno pakistaní para que proteja a los defensores de los derechos humanos, para que garantice la justicia a los activistas afectados, para que evite la futura violencia y para que acabe con la cultura de la impunidad de los crímenes contra las mujeres.


Igualdad Ya ha emitido recientemente una Alerta para exigir al Gobierno de Pakistán que atienda el llamamiento de los grupos civiles pakistaníes de proteger a los defensores de los derechos humanos, que garantice la justicia para los activistas acosados, que evite la futura violencia, y se comprometa a garantizar y brindar el apoyo necesario para el derecho a la igualdad de las mujeres.

Igualdad Ya y nuestros socios en Pakistán expresan su profunda preocupación por los continuos ataques y amenazas contra los activistas y los trabajadores de las ONG en Pakistán. Las mujeres, especialmente las que trabajan en el desarrollo de los derechos de las mujeres y de las adolescentes, han sido objeto de varios ataques. La situación ha empeorado desde entonces, con al menos 20 activistas y trabajadores de ONG asesinados en los últimos cuatro meses y numerosos heridos, entre ellos la activista a favor de la educación, Malala Yousafzai, de 15 años de edad.

A pesar del número creciente de ataques, los gobiernos provinciales y federales no han adoptado ninguna medida para evitar o castigar estos asesinatos y ataques, aunque la seguridad está ahora supuestamente garantizada para salvaguardar la reanudación del programa de vacunación.  Las organizaciones civiles que trabajan en la provincial de KP y en la región de FATA, entre ellas la Red Civil de Pakhtunkhwa (PCSN) y las coaliciones del Consorcio Tribal de ONGs (TNC), así como la Alianza de KP y FATA para el Fin de la Violencia contra Mujeres y Adolescentes (EVAW/G), han condenado los últimos ataques y han reiterado su llamamiento para la protección de los defensores de los derechos humanos y la aplicación de la justicia para los que han sido asesinados.

Igualdad Ya y nuestros socios exigen a las autoridades pakistaníes:

  • que modifiquen el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal pakistaníes y establezcan como delito la intimidación, el acoso, la amenaza, el ataque o los daños a las personas por su trabajo a favor de los derechos humanos o en una ONG;
  • que adopten de inmediato las medidas necesarias para acabar con la cultura de la impunidad de los crímenes contra las mujeres, entre otras:
    • la revocación o la revisión de las leyes, de las políticas y de las prácticas, tanto escritas como verbales, que niegan la igualdad y los derechos de las mujeres;
    • la entrega a la justicia de los autores de actos violentos y de discriminación contra las mujeres y de aquellos que conspiran con ellos; y
    • la adopción de las medidas legislativas, educativas y de otro tipo necesarias para abordar la cultura del silencio y de culpabilización de las víctimas que aumenta la vulnerabilidad de las mujeres ante la violencia, y desemboca en la violación de sus derechos e impide que disfruten del derecho a la igualdad.

Aquí tiene una traducción al español de la carta en inglés que se encuentra a continuación y que se enviará al Gobierno de Pakistán.

This action is no longer active. To view the current list of our active campaigns click here