Poner fin al matrimonio infantil en Yemen: llamamiento al gobierno para que promulgue una ley sobre la edad mínima para contraer matrimonio

Wafa

Igualdad Ya acaba de publicar Acción Mujeres 34.3 Yemen: poner fin a los matrimonios infantiles mediante la promulgación de una ley que establezca la edad mínima para contraer matrimonio.

La revolución de 2011 en Yemen provocó un cambio de gobierno con el que las mujeres esperaban mejorar sus vidas y las de sus hijos. Durante las protestas, las mujeres desempeñaron un papel importante, tal y como demuestra el Premio Nobel de la Paz otorgado a la activista yemení Tawakkol Karman en 2011 por su “lucha no violenta a favor de la seguridad de las mujeres y los derechos de estas a participar en el proceso de construcción de la paz". A pesar de su implicación en las revueltas, las mujeres yemeníes tienen miedo de que se sigan marginando sus derechos y su participación en el proceso de toma de decisiones, y las activistas sobre el terreno afirman que cuestiones fundamentales, como la del matrimonio infantil, no entrarán en la agenda de prioridades del nuevo gobierno. Continúa pendiente de aprobación el borrador de una ley sobre el matrimonio de niñas que fue introducido en el parlamento yemení en 2009 y que establecía en 17 años la edad mínima legal para que una mujer contraiga matrimonio, además de establecer multas y castigos para los violadores. Los debates en torno a este proyecto de ley han sido aplazados y no está claro cuándo se retomará el asunto.

Igualdad Ya hace un llamamiento al gobierno de Yemen para instarle a incluir los derechos de las mujeres y las niñas en su agenda de prioridades, aprobar y aplicar una ley que prohíba este tipo de matrimonios y garantizar la seguridad y los derechos humanos de las niñas que logran el divorcio.

Aquí tiene una traducción al español de la carta en árabe que se encuentra a continuación y que se enviará al gobierno de Yemen:

Escribo para expresar mi profunda preocupación por la prevalencia del matrimonio infantil en Yemen y la pasividad que ha mostrado hasta ahora el gobierno yemení con respecto a la posibilidad de prohibir esta práctica. La participación de las mujeres yemeníes en la revolución de 2011 fue fundamental para la posterior creación de su nuevo gobierno. En estos momentos Yemen necesita la participación y el apoyo de todos sus ciudadanos y ciudadanas. Si Yemen continúa permitiendo el matrimonio infantil, que provoca que la mitad de las niñas de este país se casen antes de cumplir los 18 años, el gobierno no demuestra interés alguno por el futuro del país.

Además, organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y UNFPA, han subrayado los efectos negativos de estos matrimonios en las pequeñas desde el punto de vista físico, emocional, psicológico, intelectual y sexual. Entre las consecuencias más comunes se incluyen abortos practicados en condiciones no asépticas, nacimientos de bebés muertos, fallecimiento de niñas como consecuencia del embarazo precoz, imposibilidad de seguir con los estudios, escasas relaciones sociales, restricción de la movilidad, nulo control sobre los recursos, escasa o nula capacidad de decisión en sus nuevos hogares y aumento del riesgo de sufrir violencia doméstica.

Me consta que desde 2009 sigue pendiente de aprobación parlamentaria un borrador de ley sobre el matrimonio de niñas que establecía en 17 años la edad mínima legal para contraer matrimonio, además de establecer multas y castigos para los violadores. Su aprobación sin demora sería un primer paso para ayudar a las niñas a escapar de los abusos y ayudarles a desarrollar sus posibilidades. La ausencia de una ley que prohíba los matrimonios infantiles en Yemen significa que las niñas deben recurrir a las leyes de divorcio de las mujeres para deshacer el vínculo legal (en lugar de que se les anule el matrimonio por ser ilegal) y están obligadas a devolver la dote para conseguir el divorcio. Uno de los casos más llamativos es el de Wafa, una niña de 11 años que en 2009 fue obligada a contraer matrimonio con un agricultor de 40 años que la torturó, golpeó y la intentó estrangular. Con el fin de escapar de los malos tratos y retomar sus estudios, Wafa huyó de la casa de su esposo pero no pudo escapar del matrimonio sin tener que devolver el dinero de la dote, que su padre había gastado antes de morir.

El gobierno yemení está obligado a impedir los matrimonios infantiles en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño (CRC, por sus siglas en inglés) y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), dos tratados que contienen disposiciones contra el matrimonio de niñas. Le ruego que se asegure de que el borrador del proyecto de ley que prohíbe los matrimonios infantiles sea debatido y aprobado por el Parlamento lo antes posible. Del mismo modo, le pido que garantice el cumplimiento de esta ley una vez aprobada y haga cumplir los castigos impuestos a quienes la incumplan. Tome también medidas para proteger y promover los derechos de las niñas que ponen fin a sus matrimonies o escapan de ellos, proporcionándoles un alojamiento seguro, educación y terapia entre otras cosas.

Gracias por su atención.

This action is no longer active. To view the current list of our active campaigns click here