Stop Militarization in Indigenous Communities in Honduras/Pare la Militarización en las Comunidades Indígenas en Honduras

(Español abajo.)

In part because of international pressure from activists like you, a Honduran court verdict resulted in a partial victory for Berta Cáceres, one of the two leaders who was detained by U.S.-backed Honduran state security forces in the Blanco River area. Unfortunately, threats and intimidation have continued. According to indigenous rights organization COPINH, the Lenca community of La Tejera has been militarized, with soldiers and police nearing homes, taking pictures of community members, and threatening arrests and evictions. Honduran state security forces have surrounded the protestors' road blockade. COPINH reports that on June 29 one of its members who resides in a Blanco River community was attacked with machetes by supporters of the hydroelectric project, and that Lenca indigenous people in the area have recently received death threats from hired assassins.

La Tejera and other indigenous communities in the Blanco River area should not have to live in fear of violence or threats for peaceably protesting the privatization of their resources. Tell the Embassy that this conduct by U.S.-supported forces is unacceptable. Take action now! Scroll past the Spanish below to fill in your information and edit and send your message.

----

En parte debido a la presión internacional por activistas como usted, un veredicto judicial de Honduras resultó en una victoria parcial para Berta Cáceres (enlace bilingüe), una de l@s dos líderes que fueron detenid@s por las fuerzas de seguridad estatales de Honduras, respaldadas por EEUU. Desafortunadamente, las amenazas y los actos de intimidación han continuado. La organización de derechos indígenas COPINH reporta que la comunidad Lenca de La Tejera ha sido militarizada, con el acercamiento de casas por militares y policías, la toma de fotos de personas y varias amenazas de detenciones y desalojos. Las fuerzas de seguridad estatales de Honduras también han rodeado el bloqueo de ruta de l@s manifestantes. COPINH reporta que uno de sus miembr@s fue atacado con machetes por partidari@s del proyecto hidroeléctrico el 29 de junio, y que personas indígenas Lenca en la zona recientemente han recibido amenazas de muerte por parte de sicari@s. 

La Tejera y otras comunidades indígenas en la zona de Río Blanco no deberían tener que vivir con el temor de la violencia o las amenazas por protestar pacíficamente la privatización de sus recursos. Dígale a la Embajada que esta conducta por parte de estas fuerzas apoyadas por EEUU es inaceptable. ¡Tome acción ahora! Llene su información (en inglés) abajo, y edite y envíe su mensaje.